La importancia de la limpieza de inyectores
  • 28/03/2019
  • 485

La importancia de la limpieza de inyectores

Los inyectores son parte fundamental en los vehículos. Consisten en electroválvulas, que se abren y se cierran de forma precisa para inyectar, a través de pulverizaciones, combustible directo a la cámara de combustión del vehículo.
En el caso de los vehículos diésel, el combustible se mezcla allí con aire que se encuentra a muy alta presión y temperatura, en el interior de un cilindro. Se inflama de forma rápida y espontánea, generando el proceso que se conoce como combustión.

¿Por qué es importante limpiarlos?

Al igual que sucede con cualquier otra parte del motor de un auto u otro tipo de vehículo, los inyectores sufren un gran desgaste con el paso del tiempo y del uso. Con el tiempo, pueden acumular una cantidad importante de suciedad, que acaba afectando su correcto funcionamiento.
El motor, en el área del combustible, cuenta con un filtro, debido a que es frecuente que el propio combustible contenga residuos. No obstante, no todos quedan sostenidos por el filtro y es posible que los traspasen, ingresando al sistema.
En general, una de las consecuencias más frecuentes de tener los inyectores sucios tiene que ver con que la pulverización del combustible se torne irregular. Esto genera fallos directos en el funcionamiento del motor. Si la suciedad no es excesiva, las fallas en el motor pueden ser leves, lo que incluye un aumento en las emisiones que se desarrollan por los escapes.
Sin embargo, si los niveles de suciedad son muy altos, puede acabar ocurriendo que uno de los inyectores deje de funcionar, bloqueándose. Así, deja también de funcionar el cilindro que alimenta el inyector de combustible.

La limpieza de los inyectores

Teniendo en mente los riesgos mencionados con anterioridad de la acumulación de suciedad en los inyectores, es importante prestar atención a la limpieza de los mismos. Una de las recomendaciones principales es utilizar con regularidad los aditivos específicos para inyectores previos a la combustión.
Los aditivos para la limpieza se añaden al depósito de combustible, generando un efecto de arrastre en los inyectores para eliminar la suciedad que se encuentra acumulada. Además de limpiarlos, de eliminar en su totalidad la suciedad que se pueda encontrar allí contenida, los aditivos protegen y lubrican de forma eficaz los inyectores, mejorando sustancialmente su funcionamiento. Ello, además de proteger los inyectores para que puedan continuar su funcionamiento de la mejor manera, favorece una reducción sustancial en las emisiones de los escapes, lo que los torna menos contaminantes.

© Copyright 2018 / Casey - Desarrollo por WSI Digital Future